Aventuras Y Desventuras De Un Autor Indie

Posted on Posted in Χωρίς κατηγορία

 

Hola a todos, soy una escritora independiente. No, por favor, sigue leyendo unas líneas, no tires la toalla tan pronto. Sí, escribo; y si estoy orgullosa del resultado, lo autopublico. Ya, ya sé, eso lo puede hacer cualquiera (autopublicar, digo) pero eso no quiere decir que todos los autores indies sean mediocres (no estoy hablando de mi caso en particular; eso, que lo juzguen los lectores).

Al primer familiar al que le conté que había escrito una novela y tenía intención de autoeditarla con Amazon, casi cae en shock. Estábamos en un McDonald´s, nunca lo olvidaré. Era una tarde soleada de verano, los niños jugaban felices en el tobogán, Melendi sonaba a través de los altavoces, todo se confabulaba a mi favor para soltar la bomba. Su primera frase después de la cara de incredulidad fue: pero, sabes que eso hay que hacerlo bien, ¿no? Yo, que soy de echármelo todo a la espalda y tomarme las cosas con humor, solté alguna parida (no me acuerdo, no; lo que permanece fue la duda en la boca de, bueno, no importa quién) y me reí. Pero agradezco que verbalizara lo que casi todos, con sus miradas, expresaron en su día. Sí, a priori, lo que la gente de alrededor piensa es en el fracaso.

Eso es la primera fase, cuando con toda la ilusión e inocencia del mundo decides contar a tu pequeño mundo tus grandiosos planes. Después, ¡ay después! Un autor con editorial escribe y no se tiene que preocupar de nada más. La corrección (que sí, que hasta los grandes tienen fallos ortográficos), la portada, la contraportada, la espina, la maquetación…todo corre a cargo de la editorial. Huelga decir a quién corresponde todo eso en el caso de un independiente. Algunos pagan por ello (mucho ojo con esto, hay correctores y maquetadores “indie” también). En mi caso, yo me ocupé de todo (miento, mi marido me echó un cable con las correcciones y con lo que se terció). Sí, parece fácil corregir una novela; pero el ojo es un traidor y, a veces, las palabras se disfrazan, se esconden, burlándose de ti, en una simbiosis perfecta con el blanco del folio, que hace que pasen desapercibidos los fallos más evidentes. ¡Pero si hasta he comprado best sellers con faltas! Aunque, cuando lees un best seller, no las buscas; en cambio, cuando lees el libro que escribió el pringado del vecino…

Vale, ya hemos subido a nuestra plataforma seleccionada la novela que nos catapultará a la fama mundial, corregida, con una portada más o menos…bueno, una portada, y maquetada con sus páginas numeradas y su índice y su todo. ¿Y ahora? ¿Nos sentamos a esperar a que los lectores compren nuestra “afamada” novela? Bueno, quizás en algún caso la gracia divina haya intervenido y lanzado a los primeros puestos de ventas a una novela indie de un autor desconocido. Lamentablemente, las cosas no suelen funcionar así, y no queda otra que recurrir a las redes sociales para publicitar tu trabajo. Y eso, ¿cómo se hace? Buena pregunta, pero como todo, desde abajo y aprendiendo de los errores; rezando para que un autor con más experiencia te vea en el limbo y te rescate tendiéndote una mano. En el camino encontrarás buitres, salidos, gente aprovechada y oportunista pero, si tienes suerte como yo, también irás cosechando colegas, puede que amigos (si primero has sembrado, claro).

Ah, y mientras haces eso de promocionar -eso que si quieres un mínimo de impacto te llevará una media de 2 o 3 horas al día, que hará que vivas obsesionado con los tuits, retuits y me gusta- tienes que sacar tiempo para trabajar y la familia, vivir en definitiva. Y, por supuesto, si te consideras escritor, lo más importante y para lo que todo esto cobra sentido: escribir.

No quiero desanimar a esos autores que todavía están dubitativos; a esos que se sienten inseguros cuando alguien lee sus escritos. No, yo no me arrepiento de haber autopublicado. Voy con la cabeza alta, siempre, porque sé que, algún día, escribiré la novela perfecta, la enviaré a las grandes editoriales y…volveré a autopublicar.

HYRJ9nvJ_400x400150

 

 

 

 

 

 

Laura Martín creció en Gijón, Asturias, rodeada de libros de aventuras, los mismos que la invitaban a imaginarse sus propias historias. De niña, su mayor tesoro era una libretita escondida en la que anotaba todas sus invenciones, aunque siempre las dejaba inconclusas. Poco alentada por su entorno, abandonó sus ambiciones y cursó Trabajo Social.

A sus 35 años, después de ser madre de dos niños, decide hacer caso a la vocecita interior que le insta a mostrar al mundo todas sus historias.

Viviendo lejos de casa, no le ha resultado sencillo compaginar pasión y responsabilidad, pero espera hacer soñar a sus lectores como ella lo hace.

Entre los nuestros: Un amor apocalíptico sin fronteras

 

 

 

 

13 thoughts on “Aventuras Y Desventuras De Un Autor Indie

  1. Has hecho un gran trabajo como escritora independiente, y como dices un camino lleno de espinas que las evitas muy bien. Te felicito, Laura y siempre tendrás mi apoyo.

  2. Muy bien, Laura! yo estoy al principio del camino, pero mi historia empezó como la tuya. Ese gusanillo de escribir que tenemos debe salir algún día a la luz y tú lo has conseguido. enhorabuena y sigue adelante! Tu libro es mi siguiente lectura!

  3. No podría estar más de acuerdo!! Has hecho un excelente descripción de los avatares de los autores indies.

  4. Muy orgulloso de ti desde hace mucho tiempo. Has escrito una obra magnífica, y todavía te quedan muchas más por escribir. Publicada o autopublicada, la leeré igual, y la compartiré y recomendaré siendo tuya. Los buenos escritores y las buenas escritoras escriben obras mejores o peores, pero nunca malas. Tienes talento suficiente como para escribir donde quieras. Recuerda que tus lectores te decimos: “Estás Entre los nuestros”

  5. Me alegra mucho que te hayas arriesgado a publicar, no sólo por tu calidad como escritora, sino también por tu calidad humana que es muy grande. Me alegra mucho contar con tu amistad y espero muy pronto ver la segunda parte de ENTRE LOS NUESTROS.

  6. Estoy de acuerdo contigo, Laura, mi primera experiencia no fue muy buena, pero a partir de la segunda cambié de opinión, ahora estoy tan encantada autopublicando mis libros, que he rechazado propuestas de editoriales (de esas que corren con los gatos y tu no tienes que pagar nada) para publicar Ojos de gata, porque no me apetece que se queden con los derechos de todo, incluso los audiovisuales, y me gusta la libertad de promocionar mi libro, ponerlo gratis si me apetece, etc. Además, si te das de alta en kindleUnlimited como escritor, se gana mucho dinero (obviamente tus libros tienen que gustar a los lectores, que son los verdaderos protagonistas de amazon). Desde hace tiempo el 90% de libros que leo son de escritores independientes y hay verdaderas maravillas, todos me sorprenden y me encantan, como por ejemplo la de Laura Martín, Entre los nuestros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *